Expo “Pensamientos en pequeño formato II” – julio 2020

Por el Msc. Heriberto Acanda Ramos.

Exposición Pensamientos en pequeño formato II¿Es un imperio
esa luz que se apaga
o una luciérnaga?
Jorge Luis Borges.

La exposición colectiva Pensamientos en pequeño formato II, está llena de sentimiento y de emoción, el tiempo vital que poseemos para su inauguración tuvo un límite, más allá de la lógica. Las obras presentadas poseen una dialéctica entre la razón y la emoción, pues ese tiempo está medido con un filtro diferente, desde una perspectiva que capta la realidad en términos artísticos. (Ver galería de imágenes de la expo)

En esta ocasión la galería Arturo Regueiro, la inaugura para devolverle misterios al mundo, es el rumor de una brisa que hace soportable la realidad, somos el reflejo del tiempo, tejiendo y destejiendo sus minutos.

Construimos poco a poco otra tela del día, devolviéndole una erótica inocencia a las cosas, la infinitud única de lo que muere.

Esta muestra es la visión inmediata de un grupo de artista sobre su realidad, apunta hacia lo social, lo natural… las obras representan un arte de meditación y cuestionamientos radical, en medio de una realidad global a la que podemos calificar de dramática en algunas cosas.

Al propio tiempo convive la visión “ingenua”, “primitiva” de los mismos fenómenos. Esta multiplicidad de enfoques es la consideración para entender la gama amplia que rige en línea general.

La vida sólo es metamorfosis, la tarea inacabable de extraer de la materia bruta de lo que acaece, una forma; de lo contingente, una nueva necesidad. El arte es la ciencia de esa irrupción, de esa perpetua fulguración superficial de un inviolable cambio.

¿No es precisamente Pensamientos en pequeño formato una invitación a captar esos momentos del cambio perpetuo? Somos los seres que libamos continuamente en lo visible el zumo de lo invisible, que extraemos sentido del exterior sin sentido. Configurar el virus de vivir que una y otra vez reaparece por fuera. En suma, encontrar un programa en el desorden, una calma que consista en la inestabilidad admitida, cambiada por la aceptación.

Con el libre uso de la pintura, el dibujo, la fotografía y el grabado la experimentación, como piedra rechazada se convierte en angular. La dualidad claro-oscuro, la vibración del color, su alternancia y superposición componen un silencio sonoro en el que la prosa del mundo resulta otra vez vivible.

La exposición está constituida por la fuerza de las miradas, la delicadeza de las líneas, la sinuosidad de las formas, todo ello hace que sus composiciones sean de una belleza inusual, imágenes enigmáticas que nos narran un argumento plagado de sensaciones. Un discurso meditado que parte de la emoción para alcanzar la razón.

Se trata de leer entre líneas, imaginar una historia no narrada, cuya existencia radica en nuestra capacidad imaginativa como espectadores para construirla. Sin duda el descubrimiento del hilo conductor nos obligará a acercarnos a cada una de las piezas, reservadas y sugerentes, para después alejarnos y tomar distancia argumental. Un baile coreográfico al que los artistas nos obligan como espectadores para poder recorrer su mundo interior plasmado aquí de un modo diferente.

Confiamos en la idea de organizar curatorialmente un discurso orgánico, coherente, sobre algunas temáticas y manifestaciones del arte visual de nuestra provincia. En sucesivas ediciones apuntaremos hacia otras zonas sensibles. Conocidas o no, que permitan la comprensión de su esfuerzo o trascendencia en el panorama actual a escala planetaria.

Resulta imposible dejar de citar a Cezanne “…la naturaleza está más en el fondo que en la superficie (…) los colores son la expresión de esas profundidades hacia la superficie, crecen de las raíces del mundo”.

Comentarios cerrados