Expo Octava Edición del Salón de Adquisición Arturo Regueiro – Diciembre 2020

Octava Edición del Salón de Adquisición Arturo Regueiro 2020Este Salón constituye el medio más importante que tiene la institución para estimular y reconocer la producción de autores de toda la provincia; conformado en esta nueva edición por diecisiete obras de artistas pinareños. (Galería de imágenes de la Exposición)

La galería Arturo Regueiro, opera como un instrumento identitario e institucional con una doble naturaleza: por un lado, garantiza el desarrollo y la diversidad de la escena cultural en Vueltabajo incrementando el acervo patrimonial al adquirir los primeros premios y por el otro, otorga menciones que le dan un reconocimiento a la participación de los artistas.

El encuentro, se planteó como un espacio de visibilización y valorización de las prácticas artísticas actuales. Permite a la vez tener una visión global de la producción en el campo de las artes visuales, en un momento de convergencia de fórmulas tradicionales, modernas, contemporáneas e híbridas en la creación y conceptualización de las artes visuales.

El éxito de una muestra colectiva reside en el proceso de admisión y requiere de una precisión de las políticas del salón. Muchas veces se pierden los sentidos y es difícil detectar los contrastes. Por supuesto, que todo proceso de selección es un riesgo, una apuesta, y de un modo u otro resulta injusto o errado. Asimismo, cada jurado es único y tiene sus propios modos de ver y pensar el arte. Es algo que tienen que asimilar los competidores (se participa para triunfar o confrontar) y no es fortuito que cada cual tiene el derecho de asumir o no las bases.

La belleza del ser, la delicadeza de la naturaleza, el surrealismo, la magia, la herencia cultural, la sexualidad, temáticas diversas están presentes en esta exposición. Edición convocada en situaciones difíciles pero que ilustra el potencial creativo de nuestros artistas. La galería Arturo Regueiro es hoy uno de los sólidos pilares en que se asienta la construcción ideológica de la promoción de las Artes Visuales.

El impulso creativo es inherente al ser humano. Vivimos un tiempo de amplios horizontes para la creación. Imágenes y sonidos viajan por la red, de continente a continente, y terminan en el dispositivo móvil de un artista, donde convive lo internacional y nacional, la vanguardia con la tradición, la estética con la reflexión. Para Cuba y los pinareños específicamente, esta transformación ha sido aún mayor al propiciar la renovación y difusión de su enorme potencial artístico.

Se trata entonces, pues, de actuar en consecuencia con esta genuina y vigorosa tradición para continuar enriqueciendo así uno de los pocos encuentros provinciales de obras, artísticas y públicos que hoy son posibles de realizar en el país.

Es cierto que nuestro Salón de Adquisición, como otros eventos en Pinar del Río, necesita renovar su propia dinámica pues ha desarrollado, a pesar de su juventud y sin desearlo, su retórica, visible tal vez en la manera de exhibir obras, en la escasa imaginación para reunir a expertos, en la forma de no aprovechar eficazmente la presencia de valiosos artistas, en la carencia de diálogos fructíferos con amplios sectores de público, escritores y críticos.

Pero esa creatividad no es suficiente por sí sola; para que se desarrolle en plenitud, los creadores deben ver como suyo estos encuentros, deben poder hacer de él una forma de vida y ejercerlo con activa participación. Y es en este punto en el que entran en juego la Institución-Arte. Más allá de ser simple intermediaria, nuestra institución ofrece a los creadores visuales espacios, capacidad de difusión y la orientación necesaria para poderse consolidar. Nuestro sistemático trabajo promocional, crítico y curatorial constituyen un elemento esencial plenamente comprometido con el arte y los artistas.

Sabemos que la aportación que hacemos a la cultural nacional es como un granito de arena… Pero aunque en ocasiones nos invade el desánimo, no vamos a negarlo, pensamos que la promoción de las artes visuales pinareñas es un bien común por el que merece la pena continuar trabajando. Y es gracias a ese esfuerzo, conjunto y continuado de nuestros colaboradores, que mantenemos este evento como herramienta de protección y conservación de nuestro patrimonio artístico-plástico; la Octava edición del Salón de Adquisición Arturo Regueiro, se convierte en un referente y nos remite a un proyecto ya consolidado que ha permitido reunir, desde 2012, lo más relevante de la vanguardia artistica en donde destaca la diversidad: distintas expresiones, que responden a diversas sensibilidades, desde las que corresponden a los maestros de la pintura, el grabado y la fotografía, hasta los estudiantes y artistas emergentes.

Por eso, podemos afirmar que, a la base de la exhibición que vemos ahora, está un esfuerzo aún más importante: los espacios de pensamiento, espacios mediante el cual la iniciativa se ha convertido también en un punto de encuentro, en un espacio de diálogo y crecimiento.

MsC. Heriberto Acanda Ramos.

Comentarios cerrados