Expo «Cuarta Edición del Salón Experimental de Fotografía Arturo Regueiro» Junio – Julio 2012

Por el MsC. Heriberto Acanda Ramos.

Defendiendo el pensamiento y la espiritualidad de los vueltabajeros, se presenta la Cuarta Edición del Salón Experimental de Fotografía Arturo Regueiro como el más joven evento promocional de las artes plásticas en Pinar del Rio, la calidad artística le permite afincar sus raíces en la cultura pinareña y cubana, expresada en el misterio vivo de la cotidianidad.

Sin ignorar la saludable critica a las tentaciones totalitarias y las pretensiones perfeccionistas de la edición anterior, intentamos modelar una nueva configuración del pensamiento para no desvirtuar el díptico mirada-pensamiento, ganancias expresivas que enriquecen nuestra tradición fotográfica.

La vida entrena a la mirada y aprendemos a pensar en lo que estamos viendo. Por ironías del destino o porque las prácticas artísticas y culturales contemporáneas se desenvuelven en un contexto de alta complejidad, condicionadas por factores institucionales, emprendemos una intensa lucha por la diversidad técnica y creativa.

Cuando la promoción artística trasciende los límites físicos, las fronteras geográficas en materia cultural se desdibujan y desentienden de idiomas y culturas.

El territorio creativo en Pinar del Rio se amplia para compartir imágenes y pensamiento entre artistas y teóricos del arte. La presencia de artistas de la capital y foráneos desborda las fronteras nacionales, se incorporan en esta muestra creadores alemanes y canadienses como auténtico desafío a la razón. Analizar la joven producción fotográfica puede ser una actividad productiva y pertinente en términos intelectuales…

Lo que revelan estos salones de fotografía (temáticamente fallidos), suele ser en efecto la psique colectiva de nuestra época, la sociedad o país, escenas construidas mediante el lente de una familia anónima que contribuye a la formación de un público interrogador, critico; y la exigencia de una imagen artística que tendrá en el dinamismo de la estructura fotográfica su síntesis más creativa y feliz.

Un total de 24 obras conforman la muestra que celebra su Cuarto Aniversario, como provocación creativa que escapa a la imaginación. Fotógrafos experimentados y neófitos se unen desde la imagen para dialogar sobre problemáticas e interrogantes comunes que provocan la creación visual de la isla; personajes callejeros y escenas por propia cuenta, se fusionan a la arquitectura sometida, deteriorada y olvidada por la inmolación del tiempo.

Flameante como las chimeneas, sin sombra de duda, los ojos creativos de los constructores de poesías visuales siguen con esmerada atención las tradicionales propuestas fotográficas vueltabajeras.

La Cuarta Edición del Salón Experimental, podría ser una especie de conjuro, de asociación a lo maravilloso que late con toda ilusión en la juventud, convoquemos y unamos a los protagonistas que visualmente y desde el lente fotográfico nos acercan a la realidad, a las problemáticas, desafíos y esperanzas de nuestra sociedad.

Excluidas del resto de las expresiones visuales, indiferentes y mercantilizadas, aparece la fotografía con su vuelo puro y generoso de la belleza, la única diosa que se aviene a salvarnos.

La creación artística es el paradigma de la sabiduría. En las discretas presentaciones plásticas pinareñas, resulta elocuente el silencio, y hasta la mal disimulada complacencia, la libertad es siempre una buena noticia, sirva esta “Nueva ocasión” como antídoto a los arrepentidos o alejados.

La gloria pasada puede resultar un estorbo de la memoria. Hay que descubrir, crear, imaginar, participar, compartir y confrontar. Para refractar la esencia también el silencio ¡es canto!

La confrontación fotográfica entre creadores pinareños, extranjeros y de la capital cubana en la Arturo Regueiro, es fuego que quema, que arde, sus auténticas y elegantes propuestas brillan hoy. El arte ya es luz.
Los ligeros y legendarios paisajes dormidos en el aire, con cuerpos a la sombra de ramas como flores, al presenciar la originalidad de las propuestas fotográficas más recientes huyen en un galope de caballos furiosos. (Ver Galería de Imágenes)

Comentarios cerrados