Expo «AJitemas del Ashé» Mayo -Junio 2012

… la cultura popular nos mira como las estrellas más grandes.

Por el MsC. Heriberto Acanda Ramos.

El mes de mayo resulta singular por su segundo domingo y la presencia oportuna de las lluvias veraniegas que humedecen el paisaje, arrancando la energía del exuberante color tropical.

Para embriagar de colores, líneas y poesías el entorno visual citadino, los artistas en vueltabajo riegan con sus esencias compositivas las razones del Ashé a través de la representación del Ajitema negro, fetiche presentado como ofrecimiento a nuestro legado africano, en la Galería de Arte Arturo Regueiro de la capital pinareña.

Con independencia de apreciaciones opuestas, que en sus extremos han ido de una subestimación reductivista hasta una entusiasta y excesiva sobre valoración, un examen objetivo concluye en reconocer una participación de las raíces africana en la identidad cultural pinareña.

En la muestra colectiva Ajitemas del Ashé, la imagen artística se nos presenta como un gran reto a nuestra capacidad de comprensión.

Dieciochos obras de once artistas pinareños conforman la viva expresión del complejo proceso étnico cubano.

Esculturas, pinturas, performance y dibujos invitan, desde la maestría técnica, a disfrutar del sentido humano que se expresa en la original organización de la forma en que se ha objetivado la voluntad creadora de los artista.

Bajo las principales tendencias que ellos han adoptado: la conceptual, la minimalista, la expresiva, la realista y la neohistórica, se han tejido interrelaciones que marcan una diversidad de posibilidades intertextuales.

Ajitemas… es el pretexto oportuno en vueltabajo para ser consecuentes con nuestras raíces, a partir de este gran abrazo de culturas que une al universo curatorial y los artistas como productores y reproductores de la realidad social contemporánea.

Las obras expuestas desde la coherencia compositiva, determinan la orientación de un proceso artístico que, con gran tino, ha sabido conjugar los aportes del lenguaje internacional del arte, junto a la riqueza y diversidad de ese acervo cultural, de la vida social contemporánea y de la habilidad para que lo tradicional sea presente.

En AJitemas del Ashé Enrique Machín Hernández, principal promotor del proyecto propone junto a los artistas “regar sus esencias con simples manantiales que emanan del saber eterno y profundo de la madre África”.

Junto a cada temáticas abordada, los orishas nos escoltan como guardianes del ansioso palpitar de fuerzas ocultas, que acompañan al hombre como cruz divina que se oculta entre la tierra y el cielo, alejándose en las tardes hacia donde el crepúsculo corre borrando estatuas.

La magia de la cultura negra africana, anda descalza por nuestras calles mojadas, revive en esta exposición, delgada y silenciosa.

Ajitemas del Ashé cantan de alegría como dijera el poeta, entre palabras fugaces, Nganga Nsulo luce un discurso, donde la luna hace girar su rodaje de sueño, la cultura popular nos mira como las estrellas más grandes. (Ver Galería de Imágenes)

Comentarios cerrados