Expo Personal «PERPETUUM» Julio-2009

portadaContra toda posición de inmovilismo, precariedad  deterioro espiritual la creación plástica de Arquímedes Lore (el nelo) se nos presenta en la Galería “Arturo Regueiro” de la capital pinareña, un total de 22 obras al óleo sobre lienzo conforman la exposición personal titulada “Perpetuum”, una invitación para interactuar y reflexionar con un discurso que por si mismo, asimila, cuestiona, transgredí y reinventa la tradición y la propia experiencia poética del autor.

Ser consecuente con su generación y con la problemática social de su tiempo es la razón fundamental de la creación plástica de este polifacético artista, que experimenta, se arriesga, busca y encuentra un rico y agradable estilo que lo identifica conceptual y formalmente dentro de el nuevo arte pinareño.

Se ha adueñado de una manera sui géneris y muy personal de una gama cromática que hacen de sus obras un oasis para alimentar y recrear el espíritu mediante temáticas y composiciones que hacen vivir la poesía, el amor, los valores patrimoniales de nuestra añorada ciudad.

Arquímedes nos demuestra con su polisémica obra que el amor jamás separa a un hombre de su leyenda personal.

La búsqueda de escenas en movimiento es la razón principal de la obra plástica de este incansable experimentador, la dinámica de los comportamientos    cotidianos, la representación de sentimientos, costumbres y emociones reprimidas por la sociedad, hacen de sus temáticas y composiciones una metáfora de su discurso, construido a partir de una gama cromática que no denuncia, acosa, ni agrede a los espectadores. Su obra es una invitación permanente al análisis y reflexión sobre los comportamientos y las acciones humanas.

Nelo hace mediante sus composiciones plásticas un profundo estudio de las ciudades y las maquinarias en movimiento, donde el hombre desde su representación discreta es el principal motivo de sus creaciones como razón permanente de las  apreciaciones ajenas, la discriminación y los prejuicios enmascarados por la irónica sonrisa de la hipocresía  y la maldad.

La coherencia de sus interpretaciones van desde la figuración hasta la abstracción  y nos permiten dialogar con personajes arrastrados por un torrente de sombras, ecos buscando una salida, provocada por un impulso de desesperación, por un sentimiento de pérdida que le permite ver su ciudad que tanto ama desde lo alto como un vampiro que se alimenta de lo bueno que aún le queda a los hombres.

Con la aparición de un  nuevo personaje en sus obras, el ángel pájaro mitad hombre, mitad fuselaje, mitad mujer, está herido, se ha quedado solo para ofrecer su alma a cambio de una ofrenda en la materia oscura de la vida, su alma se desploma, se escapa, la tierra se ha esfumado, todos cerraron sus oídos. Sólo las maquinarias de la vida en movimiento le permiten ver y disfrutar su ciudad. (Ver Galería de Imágenes)

Msc. Heriberto Acanda Ramos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *