Expo Personal «Open» Mayo-2006

portada-openComo alguien que por un camino solitario
Oscila con miedo y pavor
Y tras mirar atrás solo una vez sigue
Aún andando /sin volver jamás la cabeza
Porque sabe que horrible aquel diablo/
Acecha sus pisada…/
(fragmento de la sexta parte de las rime de Coleridge,
citado por Mary Shelley en Frankenstein)

Un mínimo análisis de la lógica interna, el inconsciente ideológico que sostiene las obras de Eumelio nos llevaría a la necesidad de establecer la serie de problemáticas básicos en que su obra se inscribe y que la producen.

El autor reflexiona en esta muestra sobre el desequilibrio entre el pensamiento contemporáneo y la palabra. Se trata fundamentalmente de una profundización de la dicotomía entre razón y entendimiento, entendido este como vinculo mediador / comercializador de la articulación entre lo trascendental y lo empírico.

Abierto es precisamente la simbolización concreta personificada de este “acto moral” que fusiona esencia y existencia.
“Bajo” desde lo puro para inyectarse en la vida y sobrellevarla, pretende se por supuesto la realización efectiva de un símbolo concreto, donde demuestra que solo la noche es pura y solo en el lado oculto del alma habita la verdad.

El “silencio” revela en efecto la experiencia impronunciable (y por tanto trascendental), esto es, el equilibrio máximo entre forma y expresión (y, entre forma y contenido), la forma no puede más que ser “dicha”, solo puede mostrarse y la forma del artista ha quedado representada como el lenguaje del silencio como expresiones inversos de la razón.

Desde esta perspectiva la proposición final resulta obvia: lo que no puede ser dicho es aquello que no tiene más expresión que el silencio.
Las temática abordadas no son ni momias ni mitos: ni telarañas de cultos rituales.

Solo quizás sea ahora el momento justo para cambiar, para tomárnoslo realmente en serio y por algo más, para que no se convierta la creación artística pinareña en un nuevo ritual de “homenaje” y “celebración”. (Ver Galería de Imágenes)

Lic. Heriberto Acanda Ramos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *