Expo » Identidad» de Emilio E. Armenteros 2004

Inaugurar esta secuencia implica. Conocer los caracteres fundamentales del cubano, cuanto de poesía rebela los rasgos de historias intimas o no se circunscriben a tomar de la realidad de socio cultural del país.

El tono humorístico es el complemento de esta obra, que define por su símbolos como una de las más cubanas de nuestra sociedad pues describe personajes propios de carácter primario en nuestra historia. Pero la risa rescata al guajiro como parte de la cotidianidad que en su fondo expresa la seriedad, nunca apartada del arte y su artista, por que hacer reír implica ese amor al prójimo y ese desenfado que talvez forma parte del mensaje en la responsabilidad de la entrega.

Lluvia de colores que demuestra en su gesto una paleta donde el color y las líneas acentuan los rostros caricaturescos, como ilustración de abundante matiz creado en un mundo fantástico que parte de su realidad.

Reflejar es signo maravilloso de la picaresca que desnaturaliza, que transforma la reflexión es decir cimiento de un pensamiento humanizador y personalista al servicio del bien común.
Emilio es el artista que con bellas proposiciones asevera su verdad. Que nunca nos falte su entrega. (Ver Galería de Imágenes)

Lic. Pedro José Figueroa.
Crítico de arte 2004

Comentarios cerrados