“Tercera Edición del Salón de Adquisición Arturo Regueiro 2015“

Pensamiento crítico, “pertinente» y «valioso»

Por el MsC. Heriberto Acanda Ramos

Como un espacio abierto, orientado a fortalecer los procesos de circulación y reconocimiento a la producción artística, la Galería de Arte Arturo Regueiro se ha propuesto,una vez más, intercambiar en torno a la creación artística local, a partir de propuestas recientes, que dialoguen con los espectadores desde conceptos propositivos, analíticos e incluyentes, con energías sensibles y profundas.

La convocatoria de esta tercera edición, se hizo más amplia y abrió las posibilidades tanto para los artistas como para el público, de tener una mirada amplia de tendencias y posturas.

En Pinar del Río, a pesar de la crisis aglutinadora de esencias y de trabajo colectivo, los gestores, críticos y galeristas, intentan salvar eventos que desde intereses comunes, enlacen esfuerzos y voluntades, estimuladoras del talento como la forma más efectiva para generar un sentido de las diferencias.

Lo más importante de estos salones de artes plásticas, término ya en deterioro en la identificación de los eventos relacionados con las obras visuales, es la oportunidad de participación y encuentros entre creación y creadores, herramienta necesaria para declarar el rumbo, el estatismo o la apatía de la producción artística en Vueltabajo, convertida en algunos casos, en tradición mimética que siguen siendo dominante.

Como experimentación estética, reconfigurada en las propuestas plásticas de consagrados artistas, nos enfrentamos a etapas superiores de debate, análisis y reflexión de un arte propositivo, cuestionador de contradicciones elementales y diversas, que se perfilan con elementales matices de multiplicidad.

El coleccionismo institucional, como práctica necesaria para el cuidado y protección del patrimonio nacional, nos exige buscar un comienzo diferente, y éste no puede ser otro, que el acompañamiento emergente de nuestra vanguardia artística con propuestas sensibles, conectadas con la apropiación y gestión de tiempos y posibilidades.

Impulsando actitudes y aproximaciones a la creación contemporáneo cubana, proponemos un verdadero encuentro de arte, diálogo y participación, generador de un pensamiento crítico, “pertinente» y «valioso»; como reflexión indispensable de nuestras realidades.

La memoria del arte pinareño, depende de la conciencia social contemporánea, hagamos de las instituciones culturales una escuela y no una plaza vacía de sentimientos, arte y cultura; la protección y conservación del patrimonio cultural va más allá de discursos, limitaciones materiales y de los objetos que atesoramos. (Ver Galería de Imágenes)

Comentarios cerrados