Espacio “Pensamiento y Crítica” en el Proyecto Sociocultural EcoAmor

Facebooktwitterpinterestlinkedin


Con la presencia de destacadas figuras de las letras y artistas de las Artes visuales en la provincia, se desarrolló en el Proyecto Sociocultural EcoAmor, el espacio “Pensamiento y Crítica”, oportunidad que tuvimos los realizadores y funcionarios del galería Arturo Regueiro para intercambiar con pobladores de la comunidad, así como estudiantes y maestros de las Escuelas de la Enseñanza Primaria Bayamo y Baire, los instructores de la brigada José Martí, intercambiaron con los escritores y artistas presentes, sobre la apreciación del arte en estos centros y la creación de varias unidades artísticas en las manifestaciones de música, teatro y danza.

El tema central del debate fue la exposición Juegos de agua, del fotógrafo Armando Marrero Gómez, el impacto que ha tenido esta muestra en el público vueltabajero y en los visitantes de otras provincias del país, también se reflexiona sobre el 20 de Octubre como día de la Cultura Nacional y lo que significa ser cubano.

Ser cubano es también la libertad de serlo. La cultura construye diariamente la conciencia interior de lo que se es; expresión auténtica de lo que se hace; hacer cultura es la construcción del edificio espiritual y material de la cubanía.La amplia región de Bayamo-Manzanillo es partera de nuestra cultura del hacer y del pensar, de lo heroico y de lo sensible cotidiano. Al margen de las capitales del poder colonial, Santiago de Cuba y La Habana, desde el siglo XVII Bayamo se enfrenta a los monopolios de las flotas españolas; se envían tropas para someterla y sus habitantes las obligan a retirarse; allá va un obispo de Cuba, Juan de las Cabezas Altamirano, y no logra el objetivo de someter a Bayamo, pero su figura inspira el primer poema escrito en Cuba, Espejo de Paciencia de Silvestre de Balboa. En este documento ya aparece un héroe de matices nuevos, el negro criollo Salvador Golomón y el concepto de Patria es decir de la madre tierra. Criollismo y patriotismo evolucionan desde sus componentes culturales integrados por hábitos, costumbres, tradiciones, leyendas, imaginería e historia en construcción diaria. El poder colonial responde al indoblegable espíritu bayamés, le niega la condición de ciudad. Y Bayamo sigue levantisca. A finales del siglo XVIII ya en la región se produce una de las primeras conspiraciones contra el estado y la sociedad coloniales.

El el 20 de octubre de 1868 las tropas mambisas entraban en Bayamo se entonó, ahora con letra, nuestro Himno Nacional. Era la expresión de una cultura que estaba enraizada en el ambiente revolucionario cubano. El pueblo bayamés la aprendió y la cantó. Ella resumía un largo proceso, pero al mismo tiempo iniciaba los caminos de los contenidos patrióticos y del nacionalismo musical cubano. La trascendencia de La Bayamesa de Figueredo, y el momento en que se entona por primera vez, cuando la ciudad ha sido tomada por los mambises le dan legitimidad y razones para que se tome ese día como el Día de la Cultura Cubana. Tenemos el terreno abonado por la sangre y el amor de generaciones precedentes. En ellas hay que sembrar la semilla para que eche las raíces y hagan imbatible al árbol y dé sus mejores frutos. Historia y cultura participan de un mismo espacio que no se recrea en el pasado sino que forman parte de un presente en el cual constituyen parte de lo actual cotidiano, de la identidad, de la comprensión de lo que se es porque se sabe de dónde se viene y se encuentra el camino adónde ir. Desculturizar y borrar la memoria histórica, y excluir el arte de pensar constituyen hoy elementos centrales en una ofensiva globalizadora que requiere de estas ausencias para una dominación no convencional ni tradicional. Los intelectuales cubanos tenemos la extraordinaria herencia que nos coloca aventajadamente, sin dogmas, ni lugares comunes, ni consignas de ocasión, en el camino y con el ejemplo de la creación en momentos difíciles. Letras afiladas cortadas con la espada y escudo de ideas expresados en la obra de cada hacedor, seguirán siendo fragua para seguir forjando, en disímiles circunstancias, la nación cubana.

Ademas, de la voloración histórica, en el espació se realizaron lecturas de poesía por parte del escritor Guillermo Echevarría, quien relacionó su creación con la impiración provocada por los acontecimientosdel 20 de octubre y la conformación de la nacionalidad cubana, al cierre de la actividad se reflexinó sobre la vigencia del pensamiento martiano y las palabras de Fidel Castro a los intelectuales, momento que marcarón el camino a seguir y la politica cultural de la Revolución Cubana.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *