“…entre las palmas y los maples”

Facebooktwitterpinterestlinkedin

Similitudes, preferencias comunes y el respeto a la diferencia, nos motiva a experimentar a través del arte, como la acuarela con sus transparencias y la elegancia del color hacen brotar la luz como espíritu que emerge de un mismo sol.

Sin la intención de refundar, reconducir la historia o especular en torno a los fundamentos evolutivos del arte, se presenta el taller de la acuarela impartido por Jude Caborn, artista que a través de su adiestrada técnica, revela un profundo caudal de recursos estilísticos y narraciones paralelas, sustentados en creaciones plásticas inspiradas en motivaciones o inspiraciones comunes.

Todos somos iguales porque somos diferentes, ante tal enunciación pudiera parecer que el tiempo aceleradamente nos propone borrar las fronteras nacionales y explorar las culturas originarias de cada rincón del planeta. Nuestras dos culturas poseen puntos de contacto, semejanzas y divergencias, ampliamente vividas en cada uno de estos ya tradicionales encuentros con la acuarela.

La activa y dinámica participación de Jude, en la búsqueda de alternativas posibles para la creación artística pinareña y el acercamiento entre los pueblos de Nova-Scotia y Pinar del Río, nos propone acciones artísticas para crear familias para la meditación común entorno a las problemáticas sociales que hoy enfrenta el mundo.

Como propuesta de unidad y respeto por el arte, las relaciones humanas y las culturas naturales en esta ocasión, se agrupan artistas miembros de la UNEAC y emergentes con el objetivo de experimentar y consolidar el arte y la amistad.

En este inicio de la primavera como testimonio gráfico de la dialéctica de transformación, se presenta nuevamente el taller de creación “Similares pero diferentes”, en coordinación con el colectivo de artistas de la plástica de la Asociación Nova Scotia-Cuba y la Galería Arturo Regueiro y la filial de la Uneac.

Desde el respeto que nos exigen las diferencias culturales y las disímiles técnicas de la pintura, trabajan de conjunto artistas de ambos países, la presentación de esta experiencias es la continuidad de un amplio proyecto de intercambio cultural iniciado en el año 2005 y que ha marcado sensiblemente a muchos creadores mediante el intercambio, la creación colectiva y diversas acciones artísticas y de solidaridad.

Las obras que han nacido de este encuentro, proponen públicos diversos, intercambiar ideas, cambiar de escenario y dialogar con cada expresión, habilidad o tradiciones vividas por cada creador en sus relaciones y experiencias locales.

Este nuevo encuentro es una manera silenciosa de romper con la supuesta imparcialidad del discurso académico, una imprescindible opción para la aproximación a la técnica de la acuarela, y la inspiración inagotable que fomentan estos intercambios.

La acuarelista canadiense Jude Caborn tiene su proyecto de vida, pero su vida es parte de su obra. Hoy su máxima es, con la inspiración de nuestros artistas, convertir a Pinar del Río en la capital de la acuarela.

En trece años de intenso trabajo, se han unido desde el arte a cientos de artistas, cubanos y canadienses, su promotora Jude Caborn en cada acción nos recuerda que la similitud es aparente, que puede ser aparente también la diferencia entre las palmas y los maples. (Ver galería de trabajos realizados en el taller)

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *